CBT: ¿Fantasía o realidad?

  • Post de Gonzalo Ferreiro
CBT: ¿Fantasía o realidad?

Para empezar, usted podrá preguntarse -y seguramente con razón-: ¿Qué diablos es CBT? Por sus siglas en inglés, Cross Border Trade, es una metodología de e-commerce, a través de la cual el comprador puede acceder desde su país de residencia, a productos que se encuentran a la venta habitualmente en un sitio extranjero. En el mundillo del comercio electrónico moderno, el término parece estar tomando cada vez más notoriedad, debido al boom que ha tenido el comercio online transfronterizo a nivel mundial, puesto que permite a empresas y personas, obtener una posición competitiva favorable en su país, ofreciendo mejores precios, o mayor variedad de productos que las alternativas locales.

Cross Border Trade

Hace muy pocos días, un amigo, me contaba de otro amigo suyo, que viviendo en Uruguay, se gana la vida identificando oportunidades de negocio de precio alto, para vender en nichos de mercado muy puntuales en Europa. Por ejemplo: máquinas de última tecnología para recuperar el cabello. Quizás algún ingenioso ya esté pensando en un nicho de similares características o necesidades al cual atacar, pero más allá de eso, lo interesante de la historia es dónde compra los productos: en China. Esta es una de las metodologías más habituales actualmente de CBT, a través de la cual el vendedor solo participa como intermediario, comprando los productos en un e-commerce extranjero, para ofrecerlos en su propio sitio, o en cualquier marketplace local donde pueda publicar como vendedor independiente. En este caso, el amigo de mi amigo no posee stock, ni participa como operador logístico para el shipping de los productos; su única tarea es identificar en un marketplace chino, un nicho donde los usuarios estén dispuestos a pagar un precio más caro, por los productos que él compra, y luego los despacha directamente a la dirección del comprador.

comercio transfronterizo

Otra forma muy común de realizar CBT, consiste en tener una pequeña operación en el país de origen de la mercadería. De esta forma, no solo se pueden acceder a los precios locales, sino que también se puede sacar ventaja de las promociones u obtener precios preferenciales, comprando de forma anticipada durante sales o momentos puntuales del año la mercadería que habitualmente más se vende. Luego se almacena en el país de origen, por lo general en pequeñas cantidades, para ser despachada desde allí al recibir una compra del producto.

En cualquier caso, la principal limitante para operar localmente una tienda online de comercio transfronterizo, suelen ser las limitaciones gubernamentales e impositivas. En países como Uruguay, con regulaciones sobre el monto y la cantidad de compras internacionales que puede hacer cada individuo, lo más complejo suele ser incorporar dichas regulaciones a la operativa del negocio. En tanto, en otros países como Chile, las tiendas online de comercio transfronterizo operan con mayores libertades, ofreciendo cualquier tipo de productos y a precios muy competitivos por la baja carga impositiva.

ecommerce

Ahora bien, la pregunta es: ¿El comercio transfronterizo, es una moda o llegó para quedarse?

A nivel regional, esta forma de comprar y vender online parece haberse instaurado: de acuerdo al Global Overview 2018 de HootSuite, en Argentina, el 45% de los usuarios de internet declara haber comprado online en los últimos 30 días, principalmente en categorías de ropa y electrónica. Además, en 2017, el 41% de los internethabientes argentinos ya había realizado cross-borders buys de forma online al menos una vez según eMarketers. En tanto, en Brasil, en 2016 más de 21 millones de personas lo habían hecho, en un 47% de los casos comprando ropa, calzado o accesorios y un 27% productos de electrónica. Coincidente con las categorías  más compradas en Argentina y principalmente desde Estados Unidos y China, destacándose los sitios Aliexpress, Amazon y Ebay.

En tanto, en Uruguay, TiendaMia fue pionero en introducir el comercio transfronterizo al país de forma sostenida y un player como MercadoLibre se sumó este año al negocio, con la apertura su Tienda Oficial de Ebay. Y mientras en el mundo offline, los empresarios locales reclaman mayores regulaciones y cargas impositivas, la realidad indica que en 2017, ya el 12% de los usuarios de internet en Uruguay realizó compras en el extranjero al menos una vez. A su vez, nuestro país posee una de las mayores penetraciones de internet de la región: de acuerdo al Global Overview de HootSuite de 2018, mientras la cifra asciende a 68% promedio en América Latina y 78% en un gigante como Argentina, en Uruguay la penetración de internet alcanza al 88% de la población, lo que le abre las puertas a una enorme cantidad de uruguayos a comprar online. Usuarios que de acuerdo al Informe del Internauta Uruguayo de Grupar Radar pasan más de 5hs al día conectados a internet, y que según HootSuite, tienen cuentas en redes sociales en un 78% de los casos, cuenta bancaria un 50% de ellos y un 40% tarjeta de crédito -14% más que en Argentina, donde el comercio transfronterizo ya parece ser una realidad-.

comercio electrónico desde celular

Personalmente, podrá sonar muy romántico, pero creo que el boom de la conectividad llegó para liberar a los usuarios y disponibilizarles un mundo de información y opciones. Hoy una persona, antes de comprarse un teléfono puede saber exactamente qué precio significa "barato", qué precio significa "caro" y qué precio significa "acá hay algo raro". De la misma manera, mientras antes solo conocimos lo que llegaba a los shoppings, hoy se ha abierto un mundo de alternativas en todos los rubros. Probablemente por eso también Ropa y Electrónica sea lo más comprado a nivel mundial cuando hablamos de comercio transfronterizo. El usuario hoy exige precio y variedad. Y en un país como Uruguay,  donde el cuarto sitio más visitado es MercadoLibre -únicamente detrás de gigantes como Google, Facebook y YouTube-, todo parece indicar que va a ser difícil frenar a un usuario conectado, bancarizado y ávido de comprar online.

TAGS